Guía gamberra del Oktober Fest

OKTOBER DESTROYER

La Wiesn Party International en la lujosa capital Bávara, Munich resulta prohibitiva en  esas fechas, así que os relataré mis recursos para sobrevivir.

Vuelo:

Buscando por internet a veces los billetes sueltos salen más baratos que el de ida-vuelta. Además del de Munich, existe el aeropuerto de Memmingen (Allgäu). Si usas transporte público se tarda casi lo mismo en llegar a Hauptbanhof ( S-Bahn S-1,S-8 desde Munich o bus naranja desde Memmingen 10 euros aprox.).

Llegada y alojamiento:

Ya en la estación central (Hauptbanhof) lo primero que hago es dejar el equipaje en consigna ( 4 euros 24 horas) y ya salir para las carpas de cerveza, el plan es empalmar (si duermes en la estación te echan pero en los trenes no) e ir al camping de Tiergarten (zoo) a la mañana siguiente. Si llegas de madrugada y no es fin de semana no suele haber portero y puedes poner la tienda gratis hasta que te pillen (estos años acampar ha pasado de 7 a 20 euros noche por persona y tienda) lógicamente la misma la llevo en la mochila sin piquetas como equipaje de cabina y cuela. Hay otros campings con más fiesta rollo viaje organizado de australianos & yanquis donde cobran hasta 50 euros con alquiler de tienda, desayuno y fiesta con bebida. La noche muniquesa es húmeda de la leche y os recomiendo una colchoneta hinchable para aislaros del suelo (o pedirle unos cartones a los empleados).

En hoteles no bajas de 100 euros y hostales puedes encontrar verdaderos chollos en cuchitriles o a muchos kilómetros del centro.

Transporte:

Es cojonudo, al tener  U-bahn (metro) , S-bahn (tipo cercanías) y bus todo junto con el mismo billete que puedes sacarlo diario por 5 euros, o si sois varios hay opción grupal. Debido al aluvión de gente suelo ahorrármelo salvo cuando voy al aeropuerto. Ojo con cogerte una cogorza y quedarte durmiendo calentito en uno porque puedes recorrer muchos kilómetros y encontrarte a las 2 a.m. tirado en cualquier suburbio sin servicio de trenes hasta las 4 a.m.( experiencias varias durmiendo en arbolados sobre caca de perro o en baños públicos  lo atestiguan, he llegado a dormir encima de un transformador).

Desde el camping, resulta super sencillo coger el bus que para en el acceso y en 5 minutos llegas a la parada de Thalkirchen , de ahí tres estaciones en U-bahn a Poccistrasse para emerger cerca  a la explanada sur de la fiesta.

Camino a la WIESN PARTY:

Siempre es bueno llevar avituallamiento como  fruta  (allí sólo venden comida rápida y dulces) y unas botellitas mini de jäger o schnaps para brindar con los locales (que no te la vean los de seguridad).

Debido a las últimas amenazas terroristas hay controles de bolsos, mochilas, etc. a la entrada de la explanada, antes puedes ir calentando motores bebiendo por la calle sin problema y más barato.

A mí personalmente me gusta ir entre las 11-12 de la mañana (imposible madrugar) cuando puedes ver a los asiáticos ya tirados en cualquier rincón con su típica pota blanquecina tras haberse levantado a las 7 a.m. para hacer cola y entrar los primeros (no cierran hasta las 22:30 y esta gente ya ha tenido bastante) . A esas horas está bastante despejado pero es un suicidio ir en fin de semana  o coincidiendo con la fiesta nacional de reunificación (3 de Octubre).

Dentro del Oktober:

Pues bien, tienes  14 carpas gigantes y muy curradas (cada cua

l es una compañía de cerveza diferente salvo una exclusivamente de vino) . En el lado Este hay un mega Luna Park con todo tipo de cachivaches de antaño y modernos para mover un poco la cerveza. En el rincón suroeste  está la «Oide Wiesn» ( tipo museo con atracciones y por supuesto cerveza).

Los alemanes son muy galgos (golosos) y hay cientos de puestos de chuches. Puedes comprar una galleta con forma de corazón y su respectiva frase sugerente para tu conquista bávara. Luego algún cocktail bar con precios sobre los 10 euros el dedal de ron.

En general comer fuera de las carpas sale más barato. 5 euros por la típica  bratwurst o un poco  de arenque crudo con cebolla uuuuuhmmm.

LAS CARPAS( LO IMPORTANTE):

Muuucha seguridad no te pases de listo. Si te ven borracho o te duermes en una mesa o «pisas» la mesa es expulsión directa.

Las camareras son las jefas (no te equivoques) , del que te lleves bien con ellas depende el 100% de tu diversión. Si oyes un pitido o que te empujan no te rebotes, casi seguro es una de ellas con 20 jarras o una mega bandeja de comida que rauda se dirige a servir y tú (pequeña piltrafilla) estás en su camino. En esta orgía de masificación no hay tiempo para pedir paso.

En el Oktober no eres dueño absoluto de la mesa donde has conseguido sentarte, los alemanes son muy prácticos y sólo piensan en números (10 personas por mesa) así que si sobran huecos no dudes en preguntar si está libre y sentarte, aunque ello implique separar al grupo si no hay más remedio (el día es muy largo y se conoce gente guay). Llevan un control estricto hasta que se desmadra la cosa por lo que si no estás sentado no te sirven (aquí no hay barra donde ir a pedir). Hay sectores de mesas que a las 4 de la tarde pasan a estar reservadas (fíjate en los cartelitos).

Las jarras por supuesto de litro y cada 5 minutos la orquesta entona el Ein Prosit para incitar a la gente a beber (esto es un negocio), el precio promedio son 10 euros y cada año arañan unos céntimos más. La cerveza es lager porque se supone que viene de la cosecha de la temporada. Hay carpas que también sirven de trigo. Las canciones populares  crean un mega ambiente para interactuar con gente de toodo el mundo( para mí la fiesta más internacional).

A las 6 de la tarde la gente lleva una alegría en el cuerpo que hace que todo quisqui esté sobre los bancos y besándose a lo cerdo (no faltan los que se retan a beber las jarras de un trago creando espectación). Y claro, hay que echar las meadas pertinentes, muy bien organizados los baños que limpian constantemente (no estás obligado a dar propina).

Apunte para los fumadores, totalmente prohibido hacerlo dentro de las carpas, para ello tienen puertas laterales con salida a un recinto exterior. Y ahí es el porqué venden tabaco  de esnifar con aroma a albaricoque que te deja la nariz con mocos color barro o el descongestionador nasal en forma de polvos blancos que acaba en la típica broma viral de hacer como que esnifas cocaína.

Comer en las carpas es caro pero por un poco más del precio de una jarra puedes probar medio pollo o el codillo que da para dos personas. No te apresures y desesperes porque no te sirven o no encuentras mesa, todo llega.

*CONSEJOS SI NO PUEDES EVITAR IR EN DÍAS FESTIVOS:

Hazte a la idea de que va a empezar siendo una pesadilla a no ser que seas de los que organiza reservas carísimas un año antes o conoce a trabajadores sobornables. Mucha gente opta por las avalanchas en la puerta principal de cada carpa. Mejor guardar la calma y entrar por las puertas laterales que la gente principiante no sabe que existen, de ahí accedes a la terraza que es la antesala de la verdadera entrada donde habrá otra cola, en la que puedes esperar oooo… siéntate en una mesa y hazte amigo de la camarera , que no te entre el ansia. Después de la primera ronda coméntale que habéis venido por un día y os gustaría entrar si es posible después de pedirle unas cuantas cervezas más exclusivamente a ella con alguna propina. Normalmente si os ve calmados y consumiendo hablará con seguridad para que os deje pasar.No intentes razonar o discutir con los seguratas, eres uno más de miles de caras con ansiedad por entrar y no tienen paciencia ninguna.

FESTZELT FAVORITAS:

ARMBRUST-SCHÜTZEN

Vaya nombrecito. Interior con decoración de caza (cabezas de jabalíes y ciervos de cartón) la elegí por servir mi marca favorita (Paulaner), pero con el tiempo ha resultado ser una carpa con un ambiente mezcla entre autóctonos y turistas en equilibrio y sin ser muy tradicional. 

HOFBRÄU

Si ves que flojea el ambiente en la anterior, esta es orgía asegurada, casi todo guiris borrachos  y muucho salidillo de caza. Y es que ésta es la única que yo sepa en la que no tienes que estar sentado para que te sirvan por lo que se crea un caos bastante majo que puede ya resultar hasta agobiante. Frente a la orquesta hay un graderío con mesas altas donde puedes permanecer de pie aunque también se permite estar en los pasillos sin problema. Siempre espero con ansia las últimas horas de la tarde cuando sale un tío muy majo imitando a ACDC con su mega voz desgarrada. Ahí se desata la locura y puedes ver cualquier cosa bajo la volteante figura de Aloisius , a la cual ofrendan con ropa interior miles de borrachos.

HACKER

Esta simplemente me gusta por ser más tradicional y poder estar entre mayoría bávara vestidos con su Lederhosen y el Dirndl (las chicas orientan el nudo del lazo de la falda según son solteras o comprometidas). Si quieres vestirte como tal resulta realmente caro si sólo vas a ir una vez.

KUFFLERS WEINZELT

«La del vino» es la única que permanece abierta después del cierre general y lógicamente se peta, puedes usar el truco de entrar por la puerta de atrás, suele ir gente muuuy elegante, llevando el traje tradicional tendrás menos problemas.

AFTER PARTY:

Si a las 11 de la noche no te basta con ir a la montaña rusa, tienes diversidad de  discotecas y clubes por toda la ciudad (10 euros cover). Como siempre a la entrada disimula la borrachera delante de los seguratas e intenta ir con gente porque en solitario para ellos significa crear problemas.

WIESNCLUB. Pegado a la explanada detrás de la diosa Bavaria(música comercial).

VAPIANO. En Hackerbrücke (estación de autobuses), se llega andando también.

KULTFABRIK. Zona industrial rehabilitada con varios garitos de todo tipo de estilos musicales y salas de conciertos (parada de metro Ostbanhof).

BACKSTAGE. Mi favorito, espacio multicultural con conciertos todos los días y diversas salas con música reagge, metal,electrónica,etc…(parada Hirschgarten).

Zonas de ODEONSPLATZ , MARIENPLATZ, MAXIMILIANSPLATZ  o colarte en alguna fiesta de un camping.

DÍA DE CIERRE:

Tras más de dos semanas de meadas y potas por doquier se crea un ambiente especial al final del día cuando todas las camareras se suben a las mesas con bengalas y se canta la última canción al unísono  con las luces apagadas. Sin duda da una penica que te cagas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies